ARCHIVE of the immaterial heritage of NAVARRE

Bodas


BODAS, AMONESTACIONES
Las amonestaciones se hacían tres domingos antes de cada boda y se anunciaba el compromiso y los nombres de los novios. Cuando salían de la iglesia iban a la casa de los amonestados a por las pastas hechas en casa. Por entonces las bodas se celebraban los miércoles y no se casaban en el altar mayor sino en un lateral donde estaba la Virgen María. Los invitados iban por las casas de los parientes a recoger tazones, les marcaban el nombre del propietario para luego devolvérselos y los llevaban al Centro para hacer el desayuno. A la salida de la boda se desayunaba un bollo y los novios cogían el autobús mientras que el resto volvía a lo suyo. Cuando ella era más pequeña no se hacían banquetes. La novia no iba de blanco sino de traje negro.